-

Alcaldía de Floridablanca Santander

Facebook

My Great Web page

domingo, 2 de junio de 2013

Equipos para la prevención de desastres naturales

Freddy Raguá, muestra en la comuna 14  la zona de alto riesgo
Bucaramanga.- Las zonas de alto riesgo de la capital de Santander tienen herramientas de apoyo que ayudan a detectar fallas.
Los modernos equipos instalados desde el mes de enero de 2013, en el barrio Albania de la Comuna Catorce y la vereda La Malaña, analizan el nivel de pluviosidad, la  inclinación de terreno y la humedad. Están a cargo de la Oficina de Gestión de Riesgo Municipal, que adelanta esta prueba piloto como medida de prevención y atención oportuna ante posibles eventos sobrevinientes.
Dando cumplimiento a la Ley 1523 del año 2012, que establece los procesos fundamentales de conocimiento, reducción y manejo de desastres por parte de las entidades del Estado, con el fin de proteger a la población, la Oficina de Gestión del Riesgo Municipal instaló en la Comuna Catorce y la vereda La Malaña los equipos que miden los niveles de pluviosidad, inclinación de terreno y humedad.
Freddy Ragua Casas, coordinador de la Oficina de Gestión de Riesgo Municipal, explicó que a través de esta prueba piloto se ha logrado establecer un sistema de monitoreo constante y de alerta temprana, que ayuda a reaccionar de forma inmediata ante cualquier eventualidad en esta zona de la capital santandereana; sitio que por su condición topográfica y nivel de  erosión es más propenso a fenómenos de remoción en masa, como deslizamientos y desprendimientos de la banca.
Por allí pasa la Falla de Santa Marta; una de las tres que conforman el sistema de placas tectónicas de esta región de Colombia.
El funcionario explicó, además, que la Administración Municipal invertirá en la instalación de un total de 50 dispositivos de este tipo, para las comunas Uno, Dos, Cinco, Ocho, Nueve, Diez y Once; zonas que también son consideradas con algún grado de riesgo, para la ocurrencia de fenómenos naturales como los anteriormente descritos.
Juan Manuel Ordóñez Clavijo, profesional universitario del área de planeación de la Oficina de Gestión del Riesgo del Municipio, explicó que los equipos de origen para la medición del riesgo, instalados en la Comuna Catorce y la vereda La Mañana, son:
El técnico muestra cómo los equipos reseñan los movimientos
El pluviómetro (instrumento que se emplea en las estaciones meteorológicas para la recogida y medición de la precipitación; la cantidad de agua caída se expresa en milímetros de altura); el conductímetro (aparato que mide la resistencia eléctrica) y el acelerógrafo (a partir de sus registros se realiza el análisis del efecto de los sismos en diferentes tipos de estructuras, a fin de determinar el denominado coeficiente sísmico).
También mostró que allí funciona una senda fotoeléctrica que registra el nivel de saturación,  la precipitación e inclinación del suelo, así como el desplazamiento del terreno.
Toda esta información es enviada en tiempo real (cada 15 minutos), al  centro de monitoreo de la Oficina de Gestión del Riesgo ubicado en una dependencia de la calle 36 con carrera 13 de la ciudad.
En el centro de Bucaramanga (calle 36 con carrera 13) funciona el centro de monitoreo de la Oficina de Gestión del Riesgo Municipal. Desde este lugar los profesionales analizan el movimiento, la  inclinación  y la aceleración del terreno, así como el  nivel de pluviosidad,  en tres puntos; dos de la Comuna Catorce (barrio Albania) y uno más en la vereda La Malaña.  Fuente: Yelena Fuentes / Oficina de Prensa y Comunicaciones / Alcaldía de Bucaramanga - Fotos: Carolina Muñoz 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...