-

Alcaldía de Floridablanca Santander

Facebook

My Great Web page

viernes, 9 de agosto de 2013

En riesgo padres de familia cuyos hijos violan toque de queda

Bucaramanga.- Los padres de familia de los menores que sean sorprendidos violando el toque de queda, podrían perder la custodia de sus hijos.
Así lo advirtió el  Gobierno de la capital de Santander  al señalar que pedirá al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, que actué de manera fuerte y contundente contra los menores de edad y sus padres que no quieren acatar el toque de queda en la ciudad.
Esa actuación podría llegar inclusive hasta intervenir las custodias que esos padres irresponsables tienen sobre sus hijos, pese a que desde el pasado 4 de febrero de 2012 se dispuso esa norma en la capital santandereana.
René Garzón
René Rodrigo Garzón Martínez, secretario del Interior, explicó que el llamado toque de queda beneficia a los niños y los protege, pero sobre todo ayuda a la convivencia y la seguridad en Bucaramanga.
Garzón Martínez informó esta mañana, durante el Consejo de Seguridad, que entre el 22 de febrero y el 19 de julio fueron conducidos 518 menores ante la Comisaría de Familia, por evadir dicha norma.
La cifra es preocupante si se compara con lo ocurrido entre marzo y julio de 2012, cuando fueron conducidos 500 menores por un comportamiento similar. Es decir, que los menores siguen reincidiendo en su comportamiento.
Hay que recordar que la restricción para el tránsito de menores de edad rige desde las 11:00 de la noche hasta las 5:00 a.m., de lunes a domingo, para tratar de bajar los índices de riñas y delincuencia juvenil en Bucaramanga.
Y como el objetivo del Gobierno es evitar que en los sitios nocturnos les expendan bebidas alcohólicas a los menores de 18 años, se ordenó una vigilancia exhaustiva para controlar la venta de licor en bares, tabernas y demás establecimientos.
El Secretario del Interior insistió en que al parecer los padres de familia no quieren entender la importancia de que los jóvenes no estén involucrados ni como víctimas ni como victimarios en un proceso de seguridad.
“Tenemos que tomar unas medidas más contundentes. Hay una reunión con el ICBF, la Policía Metropolitana de Bucaramanga, MEBUC, la Fiscalía y la secretaría del Interior, para tomar algunas medidas extremas con los padres de familia”, recalcó el funcionario.
Fuente: Carlos Ibarra / Prensa y Comunicaciones / Alcaldía de Bucaramanga
Foto: Archivo / Alcaldia de Bucaramanga
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...