-

Campaña de la Dirección de Tránsito de B/manga

Campaña de la Dirección de Tránsito de B/manga

Facebook

My Great Web page

martes, 16 de diciembre de 2014

Revisión de gases a flota de Metrolínea, con modernos equipos

Bucaramanga.- El equipo rodante del sistema de transporte Metrolínea fue vinculado al proceso de revisión técnica de control de emisión de gases contaminantes.

Para el efecto fue adquirido el más moderno equipo de control de emisiones de gases existente en el país, para ejercer el control de los vehículos que circulan en las ciudades del área metropolitana, expresó Óscar Pisciotti, Coordinador del Grupo de Fuentes Móviles de la Subdirección Ambiental del AMB.

La revisión se realizará de manera escalonada y en una primera fase se desarrollará  hasta la última semana de febrero del 2015, manifestó la directora del Área  Consuelo Ordóñez.
La meta de revisión para  febrero debe cubrir  el 50% de los vehículos de transporte público colectivo y masivo que circulan en la ciudad, y posteriormente, ampliando este proceso a taxis y microbuses, en una labor que será coordinada entre las subdirecciones Ambiental y de Transporte, con apoyo de la Policía Ambiental y de Transporte.
A revisión flota de Metrolínea
Los primeros vehículos sometidos a este proceso de control, fueron los articulados, padrones y alimentadores vinculados al sistema de transporte masivo, Metrolinea, asignados para prestar el servicio en el municipio de Piedecuesta.
 Precisamente en la estación La Rioja, de Piedecuesta, se realizaron las pruebas correspondientes en ocho vehículos, de los cuales, solo uno de ellos no cumplió con los parámetros y por ello, de inmediato fue notificado para tomar los correctivos del caso.
¨Los buses del Sistema son relativamente nuevos y están diseñados para utilizar combustible Diésel Euro 3 y 4, que registran una menor presencia de partículas de azufre y de emisiones de óxido de nitrógeno, así como reducción en los niveles de opacidad en la emisión de gases, que es precisamente, uno de los factores medidos con este sistema de control¨, aseguró el ingeniero Pisciotti.
 De acuerdo con los técnicos, una de las medidas que se aplican con mayor rigurosidad es el control sobre los niveles de opacidad de las emisiones. En pocas palabras, la opacidad es el nivel de oscuridad de las emisiones en un vehículo que utilice combustible tipo diésel y que popularmente se denomina ¨efecto chimenea¨.
 Por el  modelo de la mayoría de los buses de Metrolinea, el nivel de opacidad mínimo permitido es del 35%, prueba que en este primer día como se dijo, solo un bus no superó y en su mayoría, las mediciones alcanzaron en promedio un 15%.
Durante los próximos días se continuarán las mediciones, de cara a entregar a la ciudadanía un informe completo sobre el estado actual de los buses del Sistema de Transporte Masivo.
Fuente: Prensa AMB / Alcaldía de Bucaramanga
Fotos. Prensa del Amb
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...